Plagas comunes del hogar y cómo controlarlas

El control de plagas es el manejo de una plaga en particular, que actúa como un parásito y causa daños a la salud o financieros a un establecimiento ya las personas que se encuentran en él. Existen agencias de control de plagas, que emplean exterminadores, que son expertos en la tarea de manejo y erradicación de plagas. Implementan diferentes técnicas según la situación y aseguran que la vida no se vea afectada en el intento de matar o erradicar las plagas.

Existen diferentes tipos de plagas comunes en el hogar: roedores, cucarachas, chinches, termitas, hormigas, garrapatas, moscas y mosquitos. Es muy importante tener un conocimiento adecuado sobre las plagas y su manejo antes de intentar erradicarlas.

La infestación de ratas, por ejemplo, puede controlarse mediante diversas técnicas de control de ratas, como trampas, venenos y rodenticidas, junto con el saneamiento y la exclusión. La infestación de ratas debe controlarse en el momento en que se descubra, ya que las ratas son extremadamente dañinas para la salud y la propiedad y pueden terminar haciendo daños irreversibles.

Las cucarachas son otros tipos de plagas, que pueden causar molestias al diseminar enfermedades y estropear los alimentos, ya que son capaces de transportar gérmenes. El control de cucarachas se puede hacer mediante el uso de gel cebado, polvo de ácido bórico e insecticidas. Si la infestación es a pequeña escala, los pesticidas de venta libre pueden funcionar. Sin embargo, si la infestación es muy grande, es mejor llamar a los exterminadores para controlar las cucarachas.

El control de las chinches incluye la aspiración, el uso de insecticidas, el desecho de muebles infestados, la limpieza regular, etc. El tratamiento con termitas puede ser de dos tipos: líquidos y cebos. Las chinches y el control de termitas requieren una inspección detallada y un examen de la infestación, por lo que es mejor dejarlo en manos de los profesionales. Los exterminadores no solo realizan un tratamiento exhaustivo, sino que también realizan seguimientos para garantizar que no queden plagas en los alrededores.

Los mosquitos son muy irritantes e interfieren con la actividad diaria y el entretenimiento de las personas. También son responsables de causar algunas de las enfermedades más mortales, como la malaria, el dengue, etc. El control de mosquitos se puede iniciar con algunos de los pasos básicos de higiene, como no almacenar agua estancada y no permitir desagües abiertos o basura. El control de mosquitos involucra nebulización, pesticidas, repelentes, fumigación química,

Como las hormigas viven en colonias, el tratamiento debe incluir matar a toda la colonia y no solo un rastro. Su tratamiento incluirá sellar los huecos para detener su entrada, el uso de cebos de gel y de insecticida no repelente.

Si bien un enfoque de bricolaje puede parecer el más sencillo inicialmente, es mejor recurrir a los servicios profesionales para erradicar por completo los problemas de plagas.