Conseguir nervios antes de la boda?

Jane había estado soñando con que Ben cayera de rodillas con un hermoso anillo en la mano desde que comenzó a salir con él. Sin embargo, un buen día, cuando Ben sacó la pregunta, Jane quedó conmocionada. De repente se dio cuenta de que, aunque amaba a Ben, temía perder su oportunidad de ser soltera. La etiqueta de "esposa" parecía desaliñada y aburrida. Ella se sintió atrapada. Su ansiedad era evidente en sus arrebatos emocionales, que eran frecuentes tanto en el trabajo como en casa. Pequeñas cosas, como Ben olvidando traer su café con leche favorito, exacerbado en peleas, que terminó con ella proclamando que no la amaba lo suficiente.

Afortunadamente, Jane consultó a un psiquiatra antes de que su ansiedad y desconcierto pudieran arruinar su matrimonio. El suyo no es un caso aislado. Muchas mujeres temen la idea de casarse. Temen que no tendrían tiempo para ellos o para pasar el rato con amigos. También les teme a su reloj biológico, especialmente cuando ven a sus amigos casados y bien establecidos en la vida. Cuando el Cupido ataca, de buena gana dicen "sí", pero luego reflexionan sobre la decisión.

Aquí hay algunos signos de ansiedad antes de la boda que uno puede tener en cuenta:

Ganando control sobre uno mismo

Para algunos, las bodas pueden parecer un viaje en montaña rusa: uno se siente positivo y alegre durante el pico y de repente se vuelve temeroso. Sin embargo, esa no es una causa suficiente para suspender el matrimonio. En caso de que alguien tenga inquietudes durante el período previo a la boda, puede intentar los siguientes pasos:

Reconocer cuándo tomar ayuda profesional

Los nervios previos a la boda son normales, pero si afectan el funcionamiento diario, podría ser el signo de un trastorno de ansiedad que debe tratarse. Ya sea por una boda, cualquier otro evento importante de la vida, o por alguna otra razón, uno debe buscar la ayuda de un experto en salud mental para mantener el problema a raya y evitar que se agrave.