Cómo utilizar controles manuales para personas con discapacidad

Una de las principales preguntas que escucho de las personas es cómo utilizar los controles manuales para personas discapacitadas. Realmente tiene sentido investigar sobre su utilidad teórica, comprar un kit de modificación y luego instalarlo. Sin embargo, usarlo es muy difícil. Es realmente difícil cuando solo usas tus manos.

Aprender a conducir utilizando controles manuales nunca será sencillo, y eso es lo primero que voy a decir. En segundo lugar, a menos que haya deshabilitado a amigos de la conducción que puedan ayudarlo, posiblemente usted solo sepa cómo usarlos correctamente.

Lo primero que haría es hacer que alguien maneje hasta el estacionamiento de un supermercado a altas horas de la noche. Cualquier lugar con espacio abierto, grande, claro y plano es la mejor opción y podrá conducir sin golpear nada. También puede volver a instalar los controles y acostumbrarse a lo que hacen las palancas y los botones. ¡Después de eso comienza a conducir! No esperes ser competente en primer lugar; de hecho, esperaría hacerlo mal, ya que seguramente lo harás. Acepte el hecho de que tiene que aprender a manejar nuevamente.

Aprenda a conducir nuevamente utilizando los controles manuales, practique reducir la velocidad y acelerar, conducir por las esquinas y todo lo que hace un conductor principiante. ¡Solo ten en cuenta que eres un conductor principiante una vez más!

Después de esta etapa, es hora de comenzar a conducir en un entorno real, y sugiero llevar a un amigo para que vigile y practique la conducción a primera hora de la mañana. El tráfico debe ser lo suficientemente ligero, ya que es común a primera hora de la mañana. Posiblemente deberías conducir en áreas con mínimo o sin automóviles; desde aquí debe desarrollarse gradualmente hasta que pueda conducir como un experto nuevamente después de subir al automóvil usando furgonetas para sillas de ruedas.

Lamentablemente, no obtendrás ningún mentor que te enseñe a usar los controles manuales para personas discapacitadas. ¡Por lo tanto, tienes que ir por tu cuenta! ¡Solo recuerda tomarlo con calma y ser precavido!

Honestamente, ser discapacitado es difícil, y posiblemente uno de los escenarios más horribles para varias personas discapacitadas es la falta de independencia y la falta de privacidad. Hemos estado acostumbrados a ir al baño solos durante años, pero ¿puede sentir la humillación de necesitar ayuda para ir al baño cada vez que tiene ganas de ir? Ser independiente lo suficiente como para caminar por la calle a una cafetería o visitar un supermercado es algo que muchos de nosotros hemos dado por sentado durante años, si no décadas. ¿Pero pueden imaginarse cuán frustrante sería para alguien no poder moverse para probar estas cosas y moverse siempre en furgonetas de rampa?